EL VERDADERO DIEZMO

0

 

EL-DIEZMO

Este es un tema que jamás esperé tocar porque no fue algo que me confrontara ni me interesara conocer, esperé el tiempo en que Dios quisiera que lo conociera.  Siempre confíe en que él me lo diría cuando él quisiera que lo supiera, como lo ha hecho con todo lo demás.   Su mensaje es tan contundente que no tengo escapatoria, no puedo decir que no es conmigo o que no entendí.

Hace un tiempo cuando iba a retomar nuevamente mi vida laboral, lo primero que me me habló Dios fue sobre el diezmo. “Que casualidad”,  como les dije, no tengo escapatoria cuando se trata de sus mensajes confrontantes.

Me habló de un diezmo especial en Deuteronomio 14:27 No se olviden de compartir sus productos con los de la tribu de Leví que viven en su ciudad, pues a ellos no se les dieron tierras para cultivar y a ustedes sí.

Este mensaje fue muy claro para mi, debía compartir la bendición que me estaba dando con mis padres, pues a ellos no se les había dado tierra que produjera, pero a mi si.  Así lo hice durante estos 6 meses, y lo seguiré haciendo hasta que él decida darme otra dirección.

Hoy, 6 meses después, me devuelve a esta misma palabra Deuteronomio 14, pero esta vez para relacionar el DIEZMO con la PUREZA, algo que para mí no tenía relación alguna.  Seguí leyendo e interpretando y lo que concluí fue lo siguiente:

  1. En la antiguedad sólo una tribu, la TRIBU DE LEVI, tribu de sacerdotes eran el único canal por el cual Dios hablaba a los hombres. Toda ley judía es un símbolo de lo que Jesús debe representar para todos hoy.  Ejemplo:  Si solo el sacerdote podía entrar al altar a hacer sacrificos para limpiar los pecados del pueblo, significa ahora que sólo el sacrificio de Jesús en la cruz puede limpiarnos de nuestros pecados.  

(algunos que lean esto deberán buscar un mayor entendimiento sobre por qué se hacían sacrificios y qué significa el derramamiento de sangre de un cordero, y la relación que hay con el cordero de Dios que es Jesús y la sangre derramada por él)

En la antiguedad solo los sacerdotes podían oír los mensajes de Dios.  Esta y otras leyes que parecen irrazonables las puso Dios para poder atravesar nuestro limitado entendimiento y lentamente explicarle a la humanidad lo que el sacrificio de Jesús significaría, de lo contrario nunca lo habríamos entendido. Juan 2: 16 Así que nadie los juzgue a ustedes por lo que comen o beben, o con respecto a días de fiesta religiosa, de luna nueva o de reposo. 17 Todo esto es una sombra de las cosas que están por venir; la realidad se halla en Cristo.  

Es decir, si antes Dios se comunicaba sólo a través de los levitas, ahora él habla a través de TODOS los que crean en Jesús, ya no se necesitan intermediarios. sólo Jesús es el sumo sacerdote, el único camino, donde encontraremos la verdad y la vida.  Juan 14:6  Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.  

Y algo aun más importante, su espíritu vive dentro de nosotros guiándonos a toda verdad Juan 16:13  Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir.

Juan 14:17 el Espíritu de verdad, a quien el mundo no puede recibir, (porque no cree y por eso..)  ni le ve ni le conoce, pero vosotros sí le conocéis porque mora con vosotros y estará en vosotros.

Sólo a través de creer en Jesús, su espÍritu viene a vivir dentro de nosotros y nos guiará a toda verdad, HABLARÁ A TRAVÉS DE NOSOTROS, NO DE UNOS POCOS ESCOGIDOS.

Así que hoy cuando leemos  Deuteronomio 14:2 eres pueblo consagrado al Señor tu Dios. Él te eligió de entre todos los pueblos de la tierra, para que fueras su posesión exclusiva. Debemos entender que ya no solo aplica para estos sacerdotes, sino para todos los que creen que Jesús y su sacrificio son reales, todos ellos son posesión exclusiva de Dios, son elegidos por él y para él.  TODOS LOS QUE CREEN.

  1. En este mismo capítulo Deuteronomio 14 se habla de los animales puros y los impuros, para determinar lo que podían y no podían comer, según la ley judía. Nuevamente debo decir que esto que se ve tan arcaico y sin sentido,  es sólo sombra de las leyes del reino de los cielos. Es decir, es la forma que Dios usó para que la humanidad entendiera lo importante que es para él la Pureza.

Pero ¿qué tiene esto que ver con el diezmo? Pues, versículos más adelante, más exactamente el versículo 22, menciona el diezmo luego de hablar de la pureza, lo cual no es casual. Significa que tiene que ver con el tema inmediatamente anterior.  

Lo relacioné con otros versículos que hablan sobre el Diezmo y lo que encontré fue lo siguiente:

Deuteronomio 14:22  »Cada año, sin falta, apartarás la décima parte de todo lo que produzcan tus campos…  Así aprenderás a temer (honrar) siempre al Señor tu Dios.

Levítico 27:30 »El diezmo de todo producto del campo, ya sea grano de los sembrados o fruto de los árboles, pertenece al Señor, pues le está consagrado.

En otras palabras, cuando habla de campo y de frutos, en esta época se refiere a tu trabajo y el fruto de tu trabajo. El Dios que creó todo, es dueño de todo y yo soy un administrador de lo que él quiere que yo tenga.

Con referencia a la pureza, la Biblia relaciona siempre la cosecha de trigo con la pureza. Y en este versículo en especial habla del primer fruto de mi cosecha, es decir del diezmo.

Romanos 11:16 Porque si el primer fruto es santo (purificado), también lo es la masa (masa que se hace con trigo), y si la raíz es santa, también lo son las ramas.

Lo que quiere decir que si mi primer fruto es consagrado a Dios, será puro y por consiguiente lo será también el resto de mi cosecha.  Así que el diezmo no solo es para honrar a DIOS como dueño de todo lo que poseo, sino que además en recompensa él bendecirá el resto de mi cosecha.  

Sabemos que el dinero antes de llegar a nuestras manos ha servido para pagar sobornos, matar personas, o  ha sido robado etc.  El diezmo de mi primer sueldo además de ser un voto que hago evidente con una acción física de mi adoración al Dios a quien sirvo,  también limpia el resto de mis ganancias, las purifica.

Con el dinero ocurre lo mismo que con la iniquidad.  Lo que se haya hecho con él es transferido a la persona en sus finanzas. Es decir, esa maldición se transfiere a mis finanzas también.

¿ES OBLIGATORIO EL DIEZMO?

El diezmo se trata de entendimiento de lo que significa para Dios, no para los hombres.

En la antiguedad el diezmo se daba por ordenanza de Dios como una forma de mantener económicamente a sus sacerdotes, pues Dios no les había entregado a ellos tierras. Al resto de las 12 tribus si, pero a los sacerdotes no, por lo tanto el pueblo era responsable por mantenerlos.

Como en esa época no había venido Jesús, ni había muerto por nosotros, para luego vivir en nosotros a través de su espíritu, la única comunicación entre Dios y los hombres era a través de los sacerdotes y profetas, quienes solo se dedicaban a escuchar a Dios para transmitir esos mensajes al pueblo, y por esta razón el pueblo los debía mantener con vida, alimentarlos y cuidarlos.

Pero en esta época, Jesús vive dentro de nosotros a través de su santo espíritu.  Ese diezmo no debería ser para los sacerdotes, pastores o líderes, pues Dios habla a través de todos los que deciden creer en Él.

Por lo tanto, siendo hijos apartados y amados por Dios, guiados por su espíritu, no podemos entregar nuestro diezmo a quién los hombres digan, sino a quién Dios diga a través de su espíritu.  Si lo hago mecánicamente, todos los meses y a la misma persona, estoy negando la guía del espíritu santo, estoy negando que me habla también a mi, y que yo también fui escogida por Él.

En la actualidad, los líderes y pastores se basan en 1 de corintios 9 para justificar que los diezmos se entreguen a ellos.

Porque en la ley de Moisés está escrito: «No le pongas bozal al buey mientras esté trillando».¿Acaso se preocupa Dios por los bueyes, o lo dice más bien por nosotros? Por supuesto que lo dice por nosotros, porque, cuando el labrador ara y el segador trilla, deben hacerlo con la esperanza de participar de la cosecha.  Si hemos sembrado semilla espiritual entre ustedes, ¿será mucho pedir que cosechemos de ustedes lo material? 12 Si otros tienen derecho a este sustento de parte de ustedes, ¿no lo tendremos aún más nosotros?

Pablo está preparando su argumentación, contando lo que está escrito en la ley.  Y si nos ciñieramos a la ley esto sería lo correcto. Sembrar lo espiritual para cosechar lo material. Pero…   si no leemos la segunda parte de este discurso nos quedaríamos solo en la parte de obedecer leyes.

Es así como algo que parecía bueno se distorsiona levemente para convertirse en religiosidad.

Pues olvidan que todo esto fue dicho por Pablo como parte de su argumentación para explicar  dos clases de hombres que trabajan “para Dios” unos que lo hacen como profesión, es decir, porque ellos lo han escogido y esperan paga por ello, y solo esta será su recompensa, (dinero que al final no tiene ningún valor).  Y por otra parte, hombres de Dios a los que les fue encargado predicar este evangelio sin que ellos lo hubieran deseado, pero que al final van tras la recompensa del cielo, llegar al corazón de los hombres para que conozcan la verdad, es decir, Jesús.

Leamos la segunda parte de este discurso:

12 Sin embargo, no ejercimos este derecho, sino que lo soportamos todo con tal de no crear obstáculo al evangelio de Cristo…

17 Porque si hago esto voluntariamente, tengo recompensa; pero si lo hago en contra de mi voluntad, un encargo se me ha confiado. 18 ¿Cuál es, entonces, mi recompensa? Que al predicar  el evangelio, pueda ofrecerlo gratuitamente sin hacer pleno uso de mi derecho en el evangelio.

En conclusión mi diezmo entregado a mi único líder o pastor pasaría de ser un acto profético de mi creencia en Dios, a un acto profético de mi creencia en los hombres. Es como si estuviera diciendo que Dios sólo habla a través de mi líder y yo hago voto con eso a través de mi diezmo.  

No estoy diciendo que no debemos escucharlos, lo que quiero decir es que no debemos pactar con ellos, debemos preguntarle a DIOS PRIMERO A DÓNDE QUIERE QUE LLEVEMOS ESE DIEZMO, Ya que si no lo hago así, honrando primero la voluntad de Dios, esto traerá como consecuencia mi propio bloqueo espiritual.  Obstaculizaría neciamente mi capacidad para conectarme directamente a Dios por seguir una tradición sin tener entendimiento.

Es responsabilidad de los líderes instruir esto a las personas, no importa el nivel de entendimiento que tengan, Dios les hará entender, pues Él no puede contradecirse, Él no quiere que su pueblo se auto bloquee. Él quiere que honremos su voluntad primero antes de seguir leyes, incluso las leyes de reforma. 

Miqueas 3: 11 Sus gobernantes juzgan por soborno, sus sacerdotes instruyen por paga, y sus profetas predicen por dinero; para colmo, se apoyan en el Señor, diciendo: «¿No está el Señor entre nosotros?  ¡No vendrá sobre nosotros ningún mal!»
12 Por lo tanto, por culpa de ustedes Sión será como un campo arado.  (Dios será para ellos como desierto)Jerusalén quedará en ruinas (mi pueblo será detruido), y el monte del templo se volverá un matorral. (y su corazón que es mi templo será oscuridad) 

Esto tampoco significa que el diezmo quede abolido. Lo que quiere decir es que yo no estoy obligado a hacerlo para los hombres, pero si para Dios.  ¿Qué significa esto?

No hay nada que comprometa más el corazón de los hombres como el dinero, por eso se nos advierte en Lucas 16:13 Ningún siervo puede servir a dos señores, porque o aborrecerá a uno y amará al otro, o se apegará a uno y despreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas.

Este versículo lo que esta diciendo en primer lugar es que si yo como líder recibo este dinero aun sabiendo que la persona lo hace mecánicamente y no le advierto sobre esto, llevo responsabilidad en hacerlo errar y como consecuencia de recibir estos diezmos y ofrendas mecánicamente y sabiendo que esto genera idolatría hacia mi, mi corazón como líder finalmente terminará desviándose de los propósitos de Dios. Por que amaré mas el dinero que a Él.  NO SE PUEDE SERVIR A DOS DIOSES.

Este es uno de los versículos que revela cómo mi corazón puede ser pactado a Dios o a el dinero.  Si es a Dios, implicará un sacrificio mayor a sólo decir que creo en él.

Esto puede desilusionar a muchos facilistas, pero seguir a Dios siempre llevará implícito morir a algo, en este caso,  el diezmo lentamente me hará morir a mi amor al dinero, ¿me costará? Si.  se supone que deba dolerme, estoy acostumbrado a depender del dinero.

Pero nadie me obliga, yo mismo debo escoger el camino.  Deuteronomio 30:15 -20 »Hoy te doy a elegir entre la vida y la muerte, entre el bien y el mal.  Hoy te ordeno que ames al Señor tu Dios, que andes en sus caminos, y que cumplas sus mandamientos, preceptos y leyes. Así vivirás y te multiplicarás, y el Señor tu Dios te bendecirá en la tierra de la que vas a tomar posesión.

Pero, si tu corazón se rebela y no obedeces, sino que te desvías para adorar y servir a otros dioses, te advierto hoy que serás destruido sin remedio. No vivirás mucho tiempo en el territorio que vas a poseer

El sacrificio comprende más que un compromiso interior, se debe hacer evidente qué Dios es el único a quien yo sirvo, y por esto honro su voluntad preguntándole a Él primero a dónde debo llevar este diezmo u ofrenda, esto se hará evidente frente a todos los espíritus, buenos y malos.   Con esta acción haré una declaración que se leerá en el mundo espiritual: “No le rindo culto al dinero, no le rindo culto a mi líder, no le rindo culto a las tradiciones ni a una forma de actuar mecánica (otros dioses diferentes a ti), nada es más importante que el Dios que todo me lo dio”  y con un acto físico sumado a uno interior estoy demostrando esa confianza.   Es un compromiso integral!

Un principio espiritual que debemos recordar es:  yo doy el primer paso para que Dios de el segundo.  Siempre seré probado en esto. Si soy capaz de dar un paso,  el responderá a esa confianza.

Por eso todo lo que recibimos de Dios es por fe y no por obras, porque actuar de acuerdo a lo que Dios dice no es algo que todo el mundo haría, solo alguien que en verdad sepa quién es Dios.  Efesios 6:8,9 Porque por gracia ustedes han sido salvados mediante la fe; esto no procede de ustedes, sino que es el regalo de Dios,  no por obras, para que nadie se jacte.  Es fácil mostrarse hipócrita frente al mundo y que todos piensen en lo buenos que somos, pero dar un acto de fe… eso solo lo ve Dios.

La acción de diezmar, me hace morir a mi amor al dinero, para que por fin mi espíritu reconozca que Dios es el dueño de todo lo que tengo. Esto se llama,  el mensaje de la mayordomía.

Ese mensaje se encuentra en la parabola del dinero que da Jesús  en Lucas 19:11 – 14

Como la gente lo escuchaba, pasó a contarles una parábola, porque estaba cerca de Jerusalén y la gente pensaba que el reino de Dios iba a manifestarse en cualquier momento. Así que les dijo: «Un hombre de la nobleza se fue a un país lejano para ser coronado rey y luego regresar. (Jesús estando en el cielo viene a la tierra para ser coronado rey y luego regresar al cielo)  Llamó a diez de sus siervos (nos hizo un llamado como humanidad) y entregó a cada cual una buena cantidad de dinero. Les instruyó: “Hagan negocio con este dinero hasta que yo vuelva”. (administren lo que les he dado) Pero sus súbditos lo odiaban (no creyeron que este dinero viniera de él, lo negaron) y mandaron tras él una delegación a decir: “No queremos a este por rey” (no creemos en Dios, no es nuestro rey)

En este texto se nos enseña que todo lo que tenemos, es prestado. Mucha gente dice: “Todo lo que tengo lo he ganado con el sudor de mi frente, ¡nadie me ha regalado nada!” Lo cierto es que, al menos, alguien nos tuvo que dar la vida, preservar la salud, regalarnos el tiempo para poder trabajar, negociar, prosperar. En cualquier sentido, siempre el primer capital con el que se inició el negocio (sea el tiempo, la salud, la vida misma) nos fue prestado para fructificarlo.

En Deuteronomio 8:12 – 18 se recoge la esencia de esta verdad: “No suceda que comas y te sacies, y edifiques buenas casas en que habites, y tus vacas y tus ovejas se aumenten, y la plata y el oro se te multipliquen, y todo lo que tuvieres se aumente; y se enorgullezca tu corazón, y te olvides de Jehová tu Dios, […] y digas en tu corazón: Mi poder y la fuerza de mi mano me han traído esta riqueza. Sino acuérdate de Jehová tu Dios, porque él te da el poder para hacer las riquezas, a fin de confirmar su pacto que juró a tus padres, como en este día.”

¿A QUIÉN DEBEMOS ENTREGAR EL DIEZMO?

A quien Dios nos dirija. Debemos preguntarle!

Nadie más que Dios nos podrá decir que está bien y que está mal. Pues no vivimos bajo la ley sino bajo el espíritu.                        

Cada persona tiene un propósito, y qué hacer con el diezmo debe contribuir al propósito que le fue establecido y que está escrito en el libro de la vida en el cielo.

Por eso es importante aprender a escuchar a Dios, para dejar que Él nos guíe.  Solo por honrar primero su voluntad y luego obedecerlo a Él sobre a quién debemos darle nuestro diezmo, podemos ser la ayuda que alguien más estaba esperando y que viene directo del cielo a través de nosotros.    

Tal vez este no sea un mensaje usual en la religión, incluso los nuevos grupos de reforma que se ufanan de ser bandera de la verdad.   La verdad es una persona que se llama Jesucristo, quien esté unido a él. Será uno con la verdad.

El que quiera escuchar que escuche lo que Dios le dice a su pueblo: Seguir diezmando a líderes, pastores o sacerdotes, sin honrar primero la voluntad de dios estará haciendo voto con la idea de “unos pocos elegidos” lo que es una mentira que Dios quiere quitar de nuestros corazones.  

Dios habla a través de todo corazón libre de pactos con otros dioses y dispuesto a escucharlo solo a él.

Cada vez que yo sigo leyes y no al espíritu de Dios como nos ha sido revelado a través de Jesucristo.   Estoy pactando con una ley muerta.  Diezmar según las leyes de la antiguedad es pactar mi corazón con una ley muerta, y pactando con los hombres que siguen estas leyes.

Para pensar como el cielo, literalmente necesitamos tener una perspectiva del cielo.  Pablo entendió esto e iba por el camino en abrir su mente cuando declaró esto en 2 corintios 5:16 Así que de ahora en adelante no consideramos a nadie según criterios meramente humanos.Aunque antes conocimos a Cristo de esta manera, ya no lo conocemos así.

Es decir, ya no deberíamos seguir apegandonos al conocimiento basado en la experiencia y la tradición, pues Dios quiere que pensemos como el cielo, y para esto debemos salirnos de la caja de normas que conocemos.

Cualquiera sea nuestra raza, todos hemos sido afectados por las ideas pre concebidas de otros. Jesús no fue la excepción. Las personas de Nazareth lo miraban y decían Juan1: 46 ―¡De Nazaret! —replicó Natanael—. ¿Acaso de allí puede salir algo bueno?

Los que no eran judíos eran llamados gentiles. Ningún judío podía compartir con ellos las verdades de Dios, sin embargo Pedro, siendo judío quien fue también seguidor de normas y leyes antes de conocer la verdad, fue llamado a hablarle el evangelio a los gentiles, y para esto Dios tuvo que expandir su mente, claramente no estaba pensando como el cielo! (leer la historia completa en Hechos 10)  

Así que un día Dios le dió una experiencia profética en la que en vision (en griego “ekstasis” que significa salido de su mente, Pedro estaba fuera de su mente) vio cómo decendía una sábana y encima de ella todos los animales que la ley prohibía que los judíos comieran. Durante su visión, Jesús le dijo, Levánte, mata y come.

Nunca! Contestó Pedro soy judío, nunca comería lo que es impuro. Dios le contestó: no llames impuro a lo que yo he llamado puro.  Dios hizo esto para poner a Pedro fuera de su religiosidad, fuera de sus normas conocidas, para sumergirlo en la mente de Dios, para que pensara como el cielo.   WOOOW, siglos de dieta, habían sido destruidos en un segundo.

Cuando Pedro al fin entendió cuál era el centro de la revelación que Dios le había dado, encontró que tenía una nueva mente, había cambiado su perspectiva sobre los gentiles.

Dios tuvo que pasar a Pedro por una revelación sobrenatural para sacarlo de su pensamiento judío.

Desafortunadamente gracias a que el tuvo miedo de la reacción de los demás, cayó nuevamente en su antigua forma de pensar, y falló en establecer lo que le fue revelado.

La revelación no produce transformación a menos que sea establecida.

Jesús tuvo que tomar al apostol Pablo para establecer esta revelación. Pablo siendo un judío religioso y un maestro de la ley, confrontó a los líderes de la iglesia llevando la palabra de Dios a los gentiles, dándole una lección a Pedro por ceder a las normas sociales de la época. 

Este ejemplo muestra lo importante que es tener una perspectiva del cielo, pensar como el cielo y no con nuestra propia mente, basados en nuestras limitadas experiencias. Por esto Pablo exhortaba a Tito lo siguiente: Tito 1:15 Para los puros todo es puro, pero para los corruptos e incrédulos no hay nada puro. Al contrario, tienen corrompidas la mente y la conciencia. Profesan conocer a Dios, pero con sus acciones lo niegan; son abominables, desobedientes e incapaces de hacer nada bueno.

Pablo advierte a Tito para que proteja su mente y su forma de pensar de las perspectivas temporales  y cajas terrenales.  Porque cómo pensemos, determinará la forma en que actuemos.

Jesus no vino a establecer un reino lleno de temor.

Tal vez por temor a preguntar, temor al qué dirán, o a cuestionar  el significado del diezmo hemos hecho nuestros diezmos y ofrendas a líderes y pastores, nos hemos pactado y ahora no podemos recibir palabra directamente de Dios..

Qué herejía representó para el pueblo judío el escuchar nuevas revelaciones que venían de los apóstoles.  Los judíos solo se basaban en los 5 primeros libros del antiguo testamento. Y aunque los mensajes de los apóstoles no eran contrarios a el pentateuco, si añadían más revelación.   

Así como los apóstoles de la antiguedad les fueron reveladas cosas nuevas que le añadían a lo ya conocido,  así mismo Dios sigue hablando a su pueblo trayendo nuevas revelaciones que le añaden conocimiento.   Esto no lo harán algunos “elegidos”,  esto lo haremos todos aquellos que creemos que el espíritu de Dios vive dentro de nosotros..

Quita todo pacto de corazón que hayas hecho a través de Diezmos y  que te impida escuchar a Dios.   

La lección es: Todo tiene una simbología y un significado mucho más profundo del que se ve a simple vista.   El Dios de la verdad al que debemos estar unidos,  es quien nos lleva a toda verdad. Juan 16:13 Pero cuando El, el Espíritu de verdad, venga, os guiará a toda la verdad, porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oiga, y os hará saber lo que habrá de venir.

Todo lo que hacemos sea rito o tradición de hombres tiene un significado, no hagamos lo que no entendemos del todo.

NO sigas pactando tu corazón a los hombres, Jesús murió para que todos pudieramos acceder a él.  Diezmar a tu líder, te impedirá ser la mano de Dios en otros lugares y con personas diferentes cada vez.  Te impedirá seguir la voluntad de su espíritu, y al final del camino te encontrarás frustrado, pensando ¡porqué Dios le habla a unos pocos?

Esa frustración sumada a los pactos mal establecidos harán cada vez más difícil que Dios te hable directamente a ti nuevas verdades que solo llegarán cuando seas libre de pactos y ataduras.

Un pacto espiritual es como si yo diera la llave de mi corazón a los hombres y no a Dios. Nosotros mismos bloqueamos el fluir de la verdad de Dios en nuestras vidas.

El que quiera claridad de mente y corazón dispuesto para Dios, que se libre de todo pacto, que clave en la cruz esa legalidad que le impide recibir directamente de Dios.  

OTROS PACTOS POR DIEZMO

Sin conocer sobre esta ley del diezmo, muchas personas lo primero que hacen al recibir su salario es pagar los bancos sagradamente.

Todo lo que haces en tu vida tiene un significado, las acciones a las que le des prioridad en tu vida, son un reflejo de las prioridades de tu corazón. Si lo primero que haces luego de recibir tu salario es pagar tus deudas a los bancos, es a mamón a quien estas pactando tu corazón y tus finanzas. Por lo tanto le estaremos dando todo el poder de hacer lo que quiera con nuestros recursos.  

Quitar este pacto no significa que estemos libres sólo cuando terminemos de pagar todo lo que debemos, recordemos que todo antes de aparecer en el mundo físico tiene un origen espiritual. Antes de que la liberación de este pacto se vuelva real en el mundo físico debemos cortar ese pacto en el mundo espiritual.

Podemos acercarnos confiadamente al trono de su gracia  Hebreos 4:16 Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.  ir a la corte y dar nuestro testimonio delante de la nube de testigos, de Jesús y de Dios mismo, esto pondrá todo nuevamente en orden.  

Claven en la cruz todo pacto que se haya realizado en sus corazones y finanzas, con bancos y personas, con mamón. Destrúyanlo con la sangre de Jesús  como dice en

Colosenses 2:14 -17 14 anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz, y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz. 16 Por tanto, nadie os juzgue en comida o en bebida, o en cuanto a días de fiesta, luna nueva o días de reposo, 17 todo lo cual es sombra de lo que ha de venir; pero el cuerpo es de Cristo.

Como ven en el versículo 17, toda ley de la antiguedad es una sombra de lo que iba a venir, es decir, de Jesús,  quien nos guía  ahora a través de su espíritu en nosotros,  no a través de leyes como antes.  

Cuando dice que el cuerpo es de cristo, significa que nosotros somos ese cuerpo por el cual Él actúa en esta tierra, somos de Él y no de las leyes.  Somos sus manos para ayudar a los demás cuando nos disponemos a escuchar su voz.

Pero debemos liberarnos de esos pactos para poderlo escuchar. No hay tal cosa como unos pocos pueden.  El murió para que todos lo pudiéramos hacer.   Dejemonos guiar, pactemos con el Dios de verdad.

¡Honremos su nombre primero, adorémoslo!

Declaremos esta oración:

Hoy mi corazón renace para el único Dios viviente, dios de verdad y de amor, con quien hago un pacto eterno e inquebrantable.   A partir de hoy le doy permiso solo a Dios, a través de su espíritu santo para hablar directamente a mi corazón y mente, declaro que estoy llena de su espiritu y pactada para Dios.

A partir de hoy lo escucharé y vere el mundo espiritual tal y como él quiere que yo lo vea, lo veré y oiré como nunca antes me había sido permitido por los pactos establecidos a través de mis tributos a mamon. A partir de hoy oiré a Dios y veré el mundo espiritual directamente en mi corazon y organos espirituales y no a través de nadie más. Ver continuación de este artículo en “un sólo lugar donde adorar”

Share.

About Author

Leave A Reply