VOY HACIA TI COMO FUEGO CONSUMIDOR!

0

Hay momentos en que me he acercado a ti suavemente, pero en esta temporada iré a ti como fuego consumidor.

“Amado, esto es lo que pediste, cuando me deseaste fervientemente y ansiaste Mi gloria y brillo. Tú has llamado por Mi fuego”.

Me verás como nunca antes me habías visto. tal como Juan me vio: “El cabello en su cabeza era blanco como la lana, blanco como la nieve, y sus ojos eran como fuego ardiente. Sus pies eran como bronce brillando en un horno … Su rostro era como el sol brillando en todo su esplendor”. (Apocalipsis 1:14, 16, NVI)

Te amo, eres para mi como un tesoro invaluable, más que el oro, la plata o las joyas preciosas Mi amor por ti es como fuego consumidor: “Nuestro Dios es fuego consumidor” (Hebreos 12:29).

¿Quién podrá soportarlo cuando venga? ¿Quién podrá pararse frente a Él cuando aparezca? Porque será como un fuego ardiente que refina el metal, o como un jabón fuerte que blanquea ropa. Se sentará como un refinador de plata, quemando la escoria. Purificará a los levitas, los refinará como oro y plata, para que puedan una vez más ofrecer sacrificios aceptables al Señor “. (Mal. 3: 2-3, NTV)

Amarme es honrarme y darme la bienvenida como aquel que lo es todo para ti. Yo soy tu Salvador, tu Sanador, tu Pastor, tu Rey, tu Príncipe de Paz.

En este momento de revelación, te doy a escoger entre cumplir tu propósito o retroceder, si decides avanzar deberás someterte a mi limpieza ¿Cederás a la tentación de guardarte algo frente a mi santidad?

Mi fuego quemará todo lo que dentro de ti se haya apartado de mi santidad, todo lo que este de acuerdo a tu propia voluntad, pero en su lugar te ofreceré riqueza más allá de lo imaginable, ya que me verás a cara descubierta, tendrás intimidad con el que tanto anhelas!

“Ponme como un sello sobre tu corazón, como un sello en tu brazo, porque el amor es tan fuerte como la muerte, sus celos inflexibles como la tumba. Arde como fuego ardiente, como una llama poderosa”. (Cantar de los Cantares 8: 6 NVI)

 

LA INVITACIÓN

Hay una elección … una que Jesús no hará en tu nombre. Es una decisión que solo tu puedes tomar.

“En una casa grande hay artículos no solo de oro y plata, sino también de madera y barro, algunos son para usos especiales y otros de uso común. Los que se limpian a sí mismos … serán instrumentos para fines especiales, hechos santos, útil para el Maestro y preparado para hacer un buen trabajo “. (2 Timoteo 2: 20-21, NVI)

Para “aquellos que se limpian a sí mismos”, esta es la invitación que hoy te ofrezco, una oportunidad para hacer una verdadera ofrenda de amor, para presentarte delante de mi fuego, que te ofrecerá posibilidades ilimitadas.

Es hora de la consagración!

Delante de mi trono Mi misericordia prevalecerá, eliminando toda vergüenza. “porque Él será como el fuego de un refinador o el jabón de un lavador”. (ver Mal. 3: 2-3).

“Te aconsejo que me compres oro refinado en el fuego, para que te hagas rico, y vestiduras blancas para que te cubras de tu desnudez vergonzosa, y ungüento para ponerte los ojos, para que puedas ver” (Apocalipsis 3 : 18, NVI).

Cuando respondes con afirmación, Yo purgaré, Yo llenaré, Yo repondré. para que brilles ahora con un brillo celestial.  El mismo fuego que elimina lo que te ha atado, ahora arderá dentro de ti. Es el fuego de Mi santidad.

Lo que una vez te lastimó y contaminó, será eliminado. Y en su lugar, cargarás mi fuego y mi gloriosa presencia.

VER CARTA ¡Repentinamente!

Share.

About Author

Leave A Reply